Urgencias: 606 066 066
Trucos para gastar menos agua en la ducha

Trucos para gastar menos agua en la ducha

El porcentaje de agua que consumimos al ducharnos es de unos 15-20 litros por minuto. De cara a reducir el impacto medioambiental y económico, te proponemos estos trucos para gastar menos agua en la ducha.

Trucos para gastar menos agua en la ducha

Se estima que en España se consumen unos 130 litros de agua por persona… al día. Sólo en la ducha, el gasto puede alcanzar hasta los 15-20 litros por minuto. Por todo ello hemos preparado estos trucos para que ahorres el máximo de agua posible cuando vayas a ducharte.

  • Siempre ducha antes que baño. Seguro que lo has leído y escuchado muchas veces, pero es verdad. Resulta mucho más aconsejable, tanto a nivel económico como medioambiental, ducharse que bañarse.

Si en una ducha el gasto de agua, como hemos señalado antes, puede situarse en 15-20 litros por minuto, para llenar una bañera podemos necesitar más de 200 litros. O lo que es lo mismo, el agua que consumimos en una ducha larga, de más de 10 minutos. O, poniendo otro ejemplo, en un baño podemos llegar a gastar tanta agua como en dos duchas, siempre que éstas se ajusten al ‘timing’ recomendado de 5 minutos.

  • Duchas de no más de cinco minutos: Ducharse durante 10 minutos supone un gasto de 200 litros de agua, el 30% del gasto general de agua de un hogar. Minimizar el tiempo que estamos en la ducha nos permitirá ahorrar una gran cantidad de agua. De hecho, una ducha de 5 minutos puede llevarnos a ahorrar hasta 3.500 litros de agua… ¡al mes!
  • Apuesta por la tecnología. Actualmente, en el mercado existen muchos dispositivos para reducir la cantidad de agua que empleamos al ducharnos, como los reductores de caudal, que posibilitan ahorrar cerca de un 50% según el modelo. Permiten mezclar el agua con aire minimizando el consumo de agua, sin perder ni el confort ni la sensación de cantidad de agua.

Todo ello sin olvidar los perlizadores o reductores de caudal. Los primeros se encargan de limitar la apertura del mando y los reductores de estrechar el caño. Se puede regular el caudal con cabezales eficientes y aireadores, los cuales consiguen recortar hasta en un 50% la cantidad de agua que sale sin por ello afectar al disfrute de la ducha.

  • Grifos monomando: Permiten un mayor ahorro que el grifo clásico con mando de frío y mando de caliente. Mientras este último provoca que perdamos tiempo mezclando temperaturas hasta alcanzar aquella con la nos sentimos a gusto, eso no sucede con un grifo monomando. Y no olvide que por cada minuto perdido en la ducha podemos perder entre 8 y 15 litros de agua.

Y no por último, menos importante, siempre hay que asegurarse que la instalación funciona correctamente y no se producen goteos o pérdidas de agua. De ser así, no dude en consultar con una empresa especializada en reparaciones.

Rate this post
Categorías: Trucos del hogar
Rate this post

Últimos contenidos sobre fontanería y desatascos

Utilizamos cookies propias, de terceros y de análisis de los hábitos de navegación para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continuas navegando, aceptas la instalación de las mismas. Puedes configurar las cookies en tu navegador, aunque esto puede ocasionar dificultades de navegación en la web. Cómo configurar
Abrir chat
Solicitar más información
Morga Desatascos y Fontanería
¿Qué problema tienes? ¡Estamos encantados de poder ayudarte!