Urgencias: 606 066 066
Trucos para evitar atascos en las tuberías

Trucos para evitar atascos en las tuberías

Si quieres evitar atascos en las tuberías no pierdas detalle de los trucos que te damos. Hábitos sencillos pueden ahorrarte pasar más de un apuro.

Por experiencia sabemos que uno de los problemas más frecuentes, relacionados con las instalaciones de fontanería, que se dan en los hogares, son las obstrucciones en las tuberías. Tratamos con ellas en nuestro trabajo diario, y aunque, con ayuda de una empresa profesional, solucionarlas no tiene una complicación excesiva, es posible combatirlas con una serie de trucos o consejos que, seguidos al pie de la letra, pueden ser muy efectivos para evitar atascos en las tuberías. Toma nota porque queremos que los tengas controlados y sobre todo, muy en cuenta, para empezar a ponerlos en marcha cuanto antes.

Recomendaciones y algún truco para evitar atascos en las tuberías

Con el tiempo, es normal que se produzcan tapones en las cañerías de una vivienda. El uso continuado que les damos (en ocasiones no el mejor), cómo, de qué manera y para qué las utilizamos, y la antigüedad o el estado en que se encuentren, son las causas fundamentales que provocan el problema. Esto es así, y sucede más tarde o más temprano, por eso lo recomendable es tener contratado un servicio de mantenimiento que supervise el estado de las tuberías periódicamente, cuando corresponda.

No obstante, no todo hay que dejarlo en manos de fontaneros expertos. Mantener determinados hábitos por precaución, en el día a día, también corresponde a los propietarios, y es que a veces se nos olvida que tener simplemente un poco de cuidado, puede ser suficiente para mantener las tuberías en buen estado durante mucho tiempo.

Restos de comida

Nunca tires la comida sobrante en los platos por el fregadero antes de fregar, por poca que sea. Aunque parezca que los restos desaparecen, no es así. Se van depositando en las paredes de las tuberías y con el tiempo pueden provocar un atasco. Los restos de comida deben desecharse siempre en la basura.

Colocar alguna rejilla o filtro en la boca del desagüe del fregadero para que retenga cualquier resto que no hayamos tirado, es una buena medida de prevención. Esto también puede realizarse en el lavabo del baño.

Aceite

El aceite usado debe reciclarse siempre en un punto limpio destinado a ese fin, jamás debe echarse por el fregadero. El aceite cuando se enfría se endurece en las tuberías formando una capa muy difícil de eliminar.

Jabones de lavadora

Los detergentes en polvo suelen provocar muchos atascos, porque el agua no es capaz de arrastrarlos del todo, así que, si son los que usas, es el momento de pasarte a los que son líquidos porque circulan mucho mejor por las cañerías.

Restos de pintura o disolvente

Aunque lo más cómodo sea tirar por los desagües los restos de pintura o disolvente que te sobre después de pintar, no debes hacerlo. Ambas sustancias son contaminantes y, al igual que el aceite, debes depositarlos en un lugar de recogida destinado a ese fin.

Compresas, pañales, bastoncillos, algodón

No se te ocurra arrojar por el WC ninguno de estos elementos porque son el motivo de que las tuberías se atasquen un 99% de las veces. Por mucho que creamos que se desintegran o deshacen no lo hacen.

Papel higiénico y toallitas húmedas

Al margen de que en algunos de los envases que se comercializan continúe poniendo que las toallitas húmedas para WC son biodegradables, no es cierto y pueden ocasionar atascos considerables no sólo en tuberías sino en las alcantarillas, bombas de saneamiento y depuradoras. El papel higiénico que desechemos también debemos controlarlo, porque si se hace en exceso tampoco se deshará dejando restos en las tuberías.

Restos de cabello

El pelo que se desprende de la cabeza o del cuerpo cuando nos duchamos, suele acabar enmarañado y formar bolas que taponen de manera importante el desagüe de la bañera o la ducha. Por eso es recomendable que, en la medida de lo posible, sobre todo en el caso del cabello largo, lo recojas con las manos y lo tires en la basura antes de que se filtre por el desagüe. Aun haciéndolo, es normal que con el tiempo notes que el agua se filtra lentamente. Ese será el síntoma de un leve taponamiento, al que podrás poner remedio con un desatascador manual, haciendo presión y generando un vacío sobre el desagüe para conseguir un efecto succión.

Siguiendo estos consejos al dedillo es menos probable que sufras algún atasco de tuberías en casa, pero si te encuentras con el problema, contacta sin falta con una empresa profesional de fontanería experta en desatascos.

En Limpiezas Morga contamos con los mejores profesionales y medios de última generación para solucionar rápidamente cualquier incidencia, ya sea limpiar, desatascar, arreglar tuberías o reemplazarlas, entre otros tantos servicios. Si tienes una urgencia llámanos al 606 066 066 en cuanto lo necesites, y nos presentaremos en tu casa, oficina o local en menos de una hora.

Atascos y fontanería

Categorías: Desatascos

Últimos contenidos sobre fontanería y desatascos

Utilizamos cookies propias, de terceros y de análisis de los hábitos de navegación para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continuas navegando, aceptas la instalación de las mismas. Puedes configurar las cookies en tu navegador, aunque esto puede ocasionar dificultades de navegación en la web. Cómo configurar