Urgencias: 606 066 066
Cómo tratar las averías en bajantes en las comunidades de propietarios

Cómo tratar las averías en bajantes en las comunidades de propietarios

Las bajantes son tuberías que recogen las aguas residuales que se generan en el edificio de una comunidad de vecinos. Se trata de una de las piezas clave a la hora de mantener la higiene en las viviendas. Su mantenimiento además de requerir una inversión económica también puede ocasionar algunos contratiempos para los vecinos, en el caso que sea necesario cambiarla.

Cómo tratar las averías en bajantes en las comunidades de propietarios

Una de las primeras cosas que deberíamos tener en cuenta  es qué dice la Ley de Propiedad Horizontal acerca de las bajantes. De esta manera, evitaremos en la medida de lo posible todas las confusiones que puedan ocasionarse.

En lo económico, muchas de las averías que ocurren en las bajantes no suelen estar incluidas en las pólizas de seguros. Estos desperfectos se consideran que se han producido por “falta de mantenimiento” por lo que la responsabilidad acaba recayendo sobre la propia comunidad.

En cuanto al vecindario, este tipo de reparaciones suelen afectar a la convivencia de los inquilinos del edificio. Cortes de suministro de agua, humedades o averías en los elementos comunes o privados de la vivienda suelen ser los daños más significativos.

En el caso de que en nuestra comunidad ocurra un problema en alguna de las bajantes, es importante conocer las principales causas del problema antes de tomar una decisión errónea y cambiar la bajante sin que sea necesario.

Pero ¿cómo podemos realizar un correcto mantenimiento de una bajante y qué necesitamos saber sobre ellas?

 

Cómo realizar un correcto mantenimiento de una bajante

Si se va a realizar una reforma del baño o de algún espacio en la que este ubicada una bajante, es necesario avisar a la comunidad de vecinos para poder cambiar ese tramo de bajante comunitaria. De este modo, se podría ir sustituyendo la vertical poco a poco repercutiendo positivamente en el coste final.

Una bajante en mal estado, además de ocasionar mal olor, fugas y manchas también puede pudrir vigas de madera, por lo que es importantísimo realizar un buen mantenimiento de las mismas.

La instalación de las nuevas bajantes por el exterior del edificio suele resultar mucho más económico y menos molesto para toda la comunidad. Los costes de andamio son más baratos que los trabajos de albañilería. Una de las mejores opciones es solicitar ambos presupuestos y comparar antes de tomar una decisión.

En el caso de que se cuente con un presupuesto elevado, recomendamos la instalación de tubos insonorizados. Son elementos que además de evitar ruidos molestos, se adecuan a la normativa actual.

Por otro lado, es importante que la verticalidad no se altere por desviaciones o codos que puedan aumentar el ruido y producir más atascos.

Para evitar defectos o errores en la nueva instalación, te recomendamos solicitar a los profesionales de obra un certificado de los materiales que se van a utilizar en la obra. No todos los tubos del mercado están fabricados con el mismo material y existen algunos que no se pueden calentar.

 

Evitar atascos de tuberías en comunidades de propietarios

Últimos contenidos sobre fontanería y desatascos

Utilizamos cookies propias, de terceros y de análisis de los hábitos de navegación para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continuas navegando, aceptas la instalación de las mismas. Puedes configurar las cookies en tu navegador, aunque esto puede ocasionar dificultades de navegación en la web. Cómo configurar