Urgencias: 606 066 066
Cuáles son los tipos de pozos sépticos que existen

Cuáles son los tipos de pozos sépticos que existen

Descubre los diferentes tipos de pozos sépticos que existen hoy en día en el mercado para decidir cuál es el más indicado para tu vivienda.

Un pozo séptico es un deposito de gran volumen que tiene como función principal la recogida de aguas residuales domésticas para su posterior vaciado y tratamiento. Son necesarios para cualquiera que no disponga de una red de saneamiento de aguas residuales. En este artículo te queremos presentar los diferentes tipos de pozos sépticos que existen y todas sus particularidades.

Tipos de pozos sépticos que existen

Pozos sépticos de concreto

Este tipo de material es más conocido como hormigón y hace unos años era el principal material con el que se fabricaban los pozos sépticos.

Se dividen mediante dos compartimentos en el que se desarrollan tanto el proceso de fermentación anaeróbica, como posteriormente el proceso de decantación (separar el líquido de los elementos sólidos).

Aunque hoy en día no se suelen utilizar debido a que la gran mayoría de hogares ya disponen de acceso a la red de alcantarillado, para terrenos arcillosos sigue siendo una elección acertada.

Pozos sépticos prefabricados

Se suelen utilizar en casas pequeñas, segundas viviendas o fincas situadas en zonas rurales. En ocasiones se suelen usar como medio provisional hasta que la vivienda disponga de una conexión a la red de saneamiento general. Dependiendo de su material se pueden encontrar de dos tipos:

Pozos sépticos de polietileno

Aunque son depósitos ligeros y fáciles de transportar, tienen muchísima resistencia a cualquier impacto. Los podemos encontrar en diferentes tamaños y son uno de los más económicos del mercado. Además, son resistentes a la oxidación y a otro tipo de procesos químicos naturales que se puedan generar dentro del pozo.

Pozos sépticos de fibra de vidrio

Son algo más ligeros que los anteriores y suelen tener formas cilíndricas. A la hora de instalarlos suelen ser susceptibles a posibles roturas. Se recomienda no instalarlos en terrenos arcillosos.

Pozos sépticos compactos

Se fabrican con polietileno de alta densidad y suelen venir acompañados de filtros biológicos para el tratamiento de las aguas residuales. Al no tener una capacidad de almacenaje ilimitada es muy importante saber cómo podemos cuidar una fosa séptica.

Pozos sépticos de acumulación

Son unos pozos cerrados y estancos fabricados normalmente con polietileno y hormigón. Cuando el pozo se llena de aguas residuales es necesario llamar a una empresa especializada del vaciado y limpieza de pozos sépticos.

Estos son los principales tipos de pozos sépticos que puedas encontrar en el mercado. Dependiendo de sus características y de dónde lo quieras situar, puedes decidir cuál es la mejor opción para construirlo o para sustituirlo por un nuevo pozo séptico.

Mantenimiento fosas sépticas

Categorías: Redes saneamiento

Últimos contenidos sobre fontanería y desatascos

Utilizamos cookies propias, de terceros y de análisis de los hábitos de navegación para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continuas navegando, aceptas la instalación de las mismas. Puedes configurar las cookies en tu navegador, aunque esto puede ocasionar dificultades de navegación en la web. Cómo configurar