Urgencias: 606 066 066
Qué es la sosa cáustica

Qué es la sosa cáustica

La sosa cáustica es ampliamente utilizada como desatascante por su poder corrosivo. ¿Quieres saber más sobre qué es la sosa cáustica y para qué sirve? ¡Sigue leyendo!

Qué es la sosa cáustica y para qué sirve

La sosa cáustica no es otra cosa que hidróxido cáustico (NaOH), también denominado hidróxido sódico o hidrato de sodio.

A simple vista es de carácter sólido y de color blanco. Disuelto en el agua puede producir calor, tanto como para provocar una deflagración. Y es extremadamente corrosivo.

Su popularidad en nuestro país se debe a que ha sido empleada tradicionalmente en la confección de jabones. Hoy, se utiliza como potente desatascante, pero no exclusivamente.

¿Qué es la sosa cáustica además de un potente desatascante?

La sosa cáustica se emplea comúnmente en el sector industrial. De hecho, interviene en multitud de procesos productivos y, muy especialmente, en la fabricación de detergentes, aunque también en la de papel, pinturas, explosivos, revestimientos o textil, entre otros productos o materiales.

Y un dato curioso, se emplea en el sector agroalimentario, por ejemplo en el proceso de elaboración de la aceituna de mesa o de la margarina.

Por qué es la sosa cáustica un poderoso desatasca tuberías

Podemos encontrar sosa cáustica en una gran gama de limpiadores de desagües y desatascadores de tuberías. Su poder de corrosión hace que sea muy eficaz en la descomposición y eliminación de materiales orgánicos. Su composición no supone un peligro medioambiental.

Eso sí, su manipulación es arriesgada, de ahí que se precise protección específica y los convenientes conocimientos sobre modo de empleo. De lo contrario, podríamos sufrir irritación, quemaduras o lesiones en las vías respiratorias.

Quienes se dedican a servicios de desatascos de tuberías y cañerías están muy acostumbrados al uso de este producto.

Dichos profesionales saben perfectamente qué es la sosa cáustica y cómo emplearla en la limpieza y mantenimiento de fosas sépticas o de redes de abastecimiento o saneamiento.

A nivel doméstico, por ejemplo, bastaría con verter sosa cáustica líquida o diluida por el desagüe del fregadero, ducha, inodoro o lavabo para deshacer un tapón. De hecho, es conveniente introducir después medio litro de agua caliente o hirviendo y dejar actuar media hora.

Pero como decimos, hay que extremar las precauciones en el uso de la sosa. Por ejemplo, jamás debemos mezclarla con otros productos de limpieza, sobre todo si no somos unos entendidos en reacciones químicas. Su uso ha de ser limitado, como mucho una vez. Y deberíamos evitar emplearla si desconocemos el material del que están compuestas nuestras tuberías, podríamos estropearlas o liberar gases perjudiciales para la salud.

Por todas estas razones, nuestro consejo es que siempre se cuente con los servicios de profesionales en desatascos si el sistema de saneamiento no funciona como debería.

Nuevo llamado a la acción

Categorías: Consejos Desatascos

Últimos contenidos sobre fontanería y desatascos

Utilizamos cookies propias, de terceros y de análisis de los hábitos de navegación para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continuas navegando, aceptas la instalación de las mismas. Puedes configurar las cookies en tu navegador, aunque esto puede ocasionar dificultades de navegación en la web. Cómo configurar
Abrir chat
Solicitar más información
Morga Desatascos y Fontanería
¿Qué problema tienes? ¿Necesitas de un presupuesto rápido y económico?
¡Estamos encantados de poder ayudarte!