Urgencias: 606 066 066
Todo lo que tienes que saber sobre pruebas de presión y estanqueidad

Todo lo que tienes que saber sobre pruebas de presión y estanqueidad

Todo lo que tienes que saber sobre las pruebas de presión y estanqueidad te lo contamos en este artículo. ¡No te lo pierdas!

Las pruebas de presión y estanqueidad en redes de saneamiento son una de las tareas más comunes en la profesión de fontanería y desatascos. Está muy presente en nuestro día a día.

De hecho, cuando nos contratan y decimos que vamos a realizar una prueba de presión y estanqueidad el cliente se queda con cara de asombro y miedo. Es muy común pensar que puede requerir de la realización de obra o que es algo muy costoso.

Para romper con estos estereotipos y falsas creencias hemos decidido contártelo todo sobre las pruebas de presión y estanqueidad.

Todo lo que tienes que saber sobre pruebas de presión y estanqueidad

Existen muchos métodos para detectar fugas de agua en tuberías y redes de saneamiento en general, las pruebas de presión y estanqueidad son uno de ellos.

Qué es la prueba de estanqueidad

La prueba de estanqueidad es una prueba a través de la cual se detecta, sin necesidad de abrir zanja, cualquier tipo de filtración o fuga de agua existente en la red de saneamiento. Como el propio nombre indica, comprueba que algo sea estanco y no tenga fugas de agua.

Dicha prueba puede realizarse con agua (prueba hidraúlica de estanqueidad) o aire.

Cómo se hace la prueba de estanqueidad

Para la realización de este tipo de pruebas es necesaria la contratación de servicios de profesionales. Existen otros métodos para detectar pequeñas fugas, pero siempre es recomendable llamar a profesionales.

Básicamente se colocan los obturadores o balones especiales en la tubería a ambos extremos del tramo a comprobar, para después introducir aire o agua a una presión determinada a través de uno de los obturadores.

Después se monitoriza para detectar con qué rapidez cae la presión en un periodo determinado de tiempo. El resultado nos indicará si la instalación dispone de la estanqueidad necesaria para su funcionamiento óptimo de acuerdo con la normativa vigente.

Tras realizar la prueba pueden ocurrir dos cosas, que se de por verificada la tubería o que haya una bajada de presión y entonces haya que detectar la fuga.

Atascos y fontanería

Últimos contenidos sobre fontanería y desatascos

Utilizamos cookies propias, de terceros y de análisis de los hábitos de navegación para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continuas navegando, aceptas la instalación de las mismas. Puedes configurar las cookies en tu navegador, aunque esto puede ocasionar dificultades de navegación en la web. Cómo configurar