Fosas sépticas: mantenimiento y cuidados

13 octubre, 2016

Cómo realizar el mantenimiento de fosas sépticas en tu hogar

Las fosas sépticas requieren un mantenimiento y unos cuidados constantes, como cualquier otro tipo de instalación, y es necesario limpiarlas de vez en cuando para que no surjan problemas derivados de su mal funcionamiento, problemas que pueden llegar a ser bastante serios.

La utilidad de las fosas sépticas consiste en tratar las aguas residuales, especialmente en zonas apartadas o muy rurales, en las que no existan sistemas de alcantarillado.

La principal tarea del mantenimiento de fosas sépticas consiste en el vaciado de la instalación para limpiar el lodo, la grasa y la suciedad que con el tiempo se van acumulando en el fondo, disminuyendo la capacidad de la instalación y perjudicando su drenaje.

Lo más habitual es limpiar la suciedad cuando su nivel alcance aproximadamente la mitad de la capacidad total de la fosa séptica. Al final, todo dependerá de la frecuencia con la que se utilice la instalación.

El limpiado de fosas sépticas debe dejarse siempre en manos de un profesional, ya que puede llegar a ser un proceso bastante complicado y entraña ciertos riesgos. De todos modos, si quieres intentar limpiar tu fosa séptica por tu cuenta, te recomendamos que sigas los siguientes pasos:

Cómo hacer el mantenimiento de una fosa séptica

  1. Lo primero de todo es leer detenidamente el manual de usuario de la fosa séptica. El proceso de mantenimiento de una fosa séptica es una tarea compleja, y requiere atención y saber bien lo que se está haciendo.
  2. Abrir la tapa de la fosa con cuidado para permitir la evacuación de los gases del interior. Es importante no respirarlos, ya que son tóxicos. Muchos de ellos también son inflamables, así que deberás extremar las precauciones y, por supuesto, no fumar durante el proceso.
  3. Verter agua de forma constante al interior de la fosa séptica durante todo el proceso de limpieza.
  4. Aspirar la capa de suciedad teniendo cuidado de que la manguera no llegue hasta el fondo de la fosa séptica, ya que no hay que retirar la totalidad de la capa de lodos. Esta manguera debe ir situada por el lado de la salida de agua.
  5. Limpiar los filtros con agua a presión.
  6. Llenar de nuevo la fosa séptica con agua limpia.
  7. Cerrar la fosa séptica con cuidado, vigilando la estanqueidad de todos los accesos.

Con esto, el mantenimiento de tu fosa séptica debería estar completo, y ya la tendrás limpia de nuevo.

La limpieza y mantenimiento de fosas sépticas es, como te decíamos al principio, un proceso engorro y complicado. Por eso, nosotros te recomendamos encarecidamente dejarlo en manos de profesionales que se encarguen de todo sin que tú tengas que asumir el menor riesgo.

En Limpiezas Morga estamos disponibles las 24 horas del día, los 365 días del año. Somos expertos en mantenimiento, vaciado y cierre de fosas sépticas, y, si tienes una urgencia, en menos de 1 hora podemos estar en tu domicilio, en cualquier punto de Bizkaia.

Contacta ahora con Limpiezas Morga en info@limpiezasmorga.es o, si es urgente, llámanos al 606 066 066 y te atenderemos al momento.

Limpieza de fosas sépticas

Categorías: Fosas sépticas

Etiquetas: , ,


Fosas sépticas: mantenimiento y cuidados
5 (100%) 1 voto


Una respuesta a “Fosas sépticas: mantenimiento y cuidados”

  1. […] en Bizkaia lo idóneo es solicitar los servicios de una empresa especializada en fosas sépticas. Realizar el mantenimiento de fosas sépticas conviene dejarlo en manos de […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Apúntate a nuestra newsletter

Acepto el aviso legal.

Últimos contenidos sobre fontanería y desatascos