Urgencias: 606 066 066
Cómo tapar un pozo séptico

Cómo tapar un pozo séptico

Los pozos sépticos han sido históricamente el lugar donde se recopilaban las aguas residuales y fecales domésticas. Con la evolución de los procesos técnicos y el tratamiento de las aguas, la vida de los pozos sépticos ha ido cambiando con los años, siendo sustituidos por otros sistemas. Explicamos en este post cómo tapar un foso séptico y qué debes saber.

 

Qué es un pozo séptico

Los pozos sépticos son unas zanjas recubiertas de hormigón, que se conectan al edificio por medio de una tubería. Constan de un separador de líquido y sólido, donde los sólidos se almacenan y los líquidos se evacuan por la salida de líquidos. Los sólidos se fermentan gracias a unas bacterias que se los van comiendo, disminuyendo así su volumen. Cada dos o tres años conviene limpiar y vaciarlo, pero sólo hasta el 80% de su capacidad, ya que un vaciado excesivo puede hacer que desparezcan las bacterias.

Con el paso de los años, se ha ido modernizando la manera de gestionar las aguas residuales y fecales.  Hoy en día, sobre todo en las ciudades y núcleos urbanos grandes, existe el sistema de alcantarillado. Este “nuevo” sistema está sustituyendo al pozo séptico en algunos lugares, por lo tanto, hay que tapar, cerrar, anular o sellar esos pozos. Aprenderemos cómo tapar un pozo séptico.

 

Cómo tapar un pozo séptico:

Antes de tapar el pozo, hay que tener en cuenta que se debe solicitar el permiso oportuno en el ayuntamiento. Posteriormente es necesario adecuar las tuberías. Se han de canalizar todos los tubos en una única salida. Existen algunas excepciones, pero por lo general, tapar un pozo séptico, significa que la vivienda o edificio se conecta a la red de saneamiento. En este caso, la salida previamente mencionada se conecta al colector general. En entornos donde no existe red de saneamiento, esa salida conecta con un tubo agujereado, que irá por debajo de la tierra rodeado de grava, sirviendo así los desechos como abono. Ese tubo irá acoplado a un sifón, que estará los más cercano a la calle, para evitar inconvenientes desagradables como los malos olores, o aparición de animales.

Una vez adecuadas las tuberías debidamente, procederemos a tapar el pozo séptico. En este punto tenemos dos opciones:

  1. Tapar el hueco del pozo, denominado anulación desde fuera.
  2. Vaciar y limpiar el pozo, denominado anulación desde dentro.

Los desechos que se almacenan en el pozo, generan unos gases tóxicos, y en algunos casos, nocivos para la salud de las personas. Es por ello, que esta acción de tapar un pozo séptico está regulada por una estricta y compleja normativa, la cual puede sancionar la no aplicación de la misma.

 

En Limpiezas Morga conocemos perfectamente la normativa vigente. Tenemos más de 40 años de experiencia en tapar pozos sépticos y la maquinaria más adecuada para ello.

Medidas de prevención, limpieza y mantenimiento en Comunidades de Propietarios.

Categorías: Fosas sépticas

Últimos contenidos sobre fontanería y desatascos

Utilizamos cookies propias, de terceros y de análisis de los hábitos de navegación para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continuas navegando, aceptas la instalación de las mismas. Puedes configurar las cookies en tu navegador, aunque esto puede ocasionar dificultades de navegación en la web. Cómo configurar