Urgencias: 606 066 066
Cómo podemos aumentar la presión del agua en la ducha

Cómo podemos aumentar la presión del agua en la ducha

¿Vas a meterte a la ducha y te encuentras con que apenas sale agua del grifo o alcachofa? Puede deberse a una avería en la instalación o, quizás, a suciedad acumulada. Sea lo que sea, te damos una serie de consejos para saber cómo aumentar la presión del agua en la ducha.

Cómo podemos aumentar la presión del agua en la ducha: consejos

Como hemos adelantado, la presión del agua que tenemos al ducharnos puede ser menor de lo normal por una avería o por suciedad acumulada en el difusor, normalmente debido a la acumulación de cal, que puede producir obstrucciones y que el agua no discurra como debe.

¡No habrás varios grifos a la vez!

Pero antes de nada, y aunque pueda parecer obvio, hay que tener en cuenta que perdemos presión del agua en la ducha si, a la vez que tenemos este grifo abierto, hay otros funcionando a la vez. Y no hablamos únicamente de los grifos del baño, sino que también es aplicable a aparatos del hogar como lavadoras y lavavajillas que estén en funcionamiento en ese mismo instante.

¿Está la alcachofa limpia?

Del mismo modo, tenemos que comprobar que el cabezal de la ducha no acumula suciedad, y que ese es el motivo por el que el agua no cae con la presión necesaria.

Para ello, hay que desmontarlo. Normalmente, es un proceso sencillo y unos alicates bastan para desenroscarlo de la manguera. Tras ello, daremos unos suaves golpes en el cabezal, con el fin de que se desprenda la capa de sarro u óxido de calcio que pueda existir.

Posteriormente, meteremos la alcachofa hasta sumergirla por completo en un cubo con agua y vinagre. Podemos hacerlo por la noche, al ir a dormir, ya que con unas tres horas es suficiente para que se elimine la cal que pueda tener. Si después de llevar a cabo esta operación y revisar bien los agujeros del cabezal comprobamos que el agua continúa saliendo con menos presión de la que debería tendríamos que plantearnos adquirir una nueva alcachofa.

¿Contamos con una tubería adecuada?

Hay ocasiones en las que la presión del agua que sale por la ducha es menor de lo esperado debido a que la tubería no tiene el diámetro adecuado y, por ello, disminuye la presión del agua. Sería, pues, momento para consultar con un experto servicio de fontanería, limpieza y desatascos para que analice si contamos con una buena tubería o habría que proceder a instalar una nueva.

Más presión, y ahorro

Si no es necesario hacer ninguna reforma y el cabezal de la ducha no acumula suciedad alguna, una buena opción para incrementar la presión del agua es apostar por nebulizadores o mezcladores de agua y aire.

Se trata de aparatos con precios cada vez más asequibles que aumentan la presión y posibilitan, así, que el agua salga con más fuerza. Y no sólo eso, sino que se trata de dispositivos que permiten ahorrar hasta un  50% del agua que empleamos en una ducha. Además, son muy fáciles de acoplar al grifo para que entren en funcionamiento.

Atascos y fontanería

Últimos contenidos sobre fontanería y desatascos

Utilizamos cookies propias, de terceros y de análisis de los hábitos de navegación para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continuas navegando, aceptas la instalación de las mismas. Puedes configurar las cookies en tu navegador, aunque esto puede ocasionar dificultades de navegación en la web. Cómo configurar
Abrir chat
Solicitar más información
Morga Desatascos y Fontanería
¿Qué problema tienes? ¡Estamos encantados de poder ayudarte!