Urgencias: 606 066 066
Cómo limpiar el desagüe de la cocina para no tener atascos

Cómo limpiar el desagüe de la cocina para no tener atascos

¿Sabrías cómo limpiar el desagüe de la cocina? Existen remedios caseros que, aplicados con frecuencia, pueden ayudarte a combatir cualquier posible atasco.

El fregadero de la cocina es algo que se usa a diario, de manera continua. Y por muy cuidadoso que seas, no arrojando comida, aceite u otro tipo de residuos, es normal que algo se acabe filtrando por el desagüe, pudiendo generar, con el tiempo, atascos y malos olores, fruto de la acumulación y la descomposición de los mismos.

Sin embargo, hay formas de evitar cualquier tipo de obstrucción, si realizas un mantenimiento más o menos quincenal de la instalación, y sabes cómo limpiar el desagüe de la cocina. Te explicamos con detalle algunos remedios caseros que suelen resultar muy efectivos.

Cómo limpiar el desagüe de la cocina para no tener atascos

Antes de plantear cuáles son las mejores opciones para limpiar tú mismo el desagüe de la cocina, hay 2 recomendaciones importantes que debes tener siempre presente:

  • No verter aceite: Como hemos comentado antes, quizás ya seas precavido, pero no debes echar nunca ni una gota de aceite usado por el fregadero. La masa en que se convierte al enfriarse, se deposita en el interior de las tuberías, y resulta complicadísimo eliminarlo.
  • Echar agua hirviendo periódicamente: Funciona muy bien como medida preventiva para mantener limpia la tubería del desagüe, y también como corrector cuando se percibe que el fregadero está un poco atascado, lo que se detecta con facilidad porque el agua se filtra, pero lentamente.

Suele ser suficiente con arrojar una cacerola grande de agua hirviendo para que se disuelvan los restos que haya en él.

Y ahora abordemos cómo limpiar el desagüe de la cocina para evitar posibles atascos:

Bicarbonato sódico, agua hirviendo y vinagre blanco

El bicarbonato de sodio es perfecto para eliminar los malos olores y los restos que pueden estar acumulados en el desagüe. Procede esparciendo primero una taza de bicarbonato sobre el desagüe, después hierve 4 tazas de vinagre blanco y échalo poco a poco por encima. La mezcla de ambos va a generar una reacción, que habrá que dejar actuar como una hora, y, pasado ese tiempo, deberás terminar la operación echando agua hirviendo para que se lleve todo y deje totalmente limpia la tubería.

Amoniaco, lejía o sosa cáustica

Pueden funcionar bien como limpiadores al echarse por el desagüe de la cocina, y arrasar con cualquier resto adherido a él, pero hay que manipularlos con muchísimo cuidado, porque son compuestos químicos y, como tales, pueden provocar quemaduras de consideración en la piel y en los ojos.

Coca Cola

Aunque suene a leyenda urbana, la verdad es que algo de cierto hay en que la Coca Cola puede ser un potente limpiador-desatascador. Basta con verter por el desagüe (también puedes probar en el lavabo, el WC, la bañera e incluso el bidé) en torno a 1 litro de la bebida, y dejarla actuar entre 15-20 minutos para tener las tuberías limpias. Si quieres asegurar aún más que la limpieza se realiza con éxito, echa al final agua hirviendo para que se lleve el más mínimo resto que haya podido quedar.

Desatascador manual

Es frecuente que restos de comida, como pasta, arroz, verdura, etc, junto al jabón lavavajillas, se vayan depositando en una capa superficial, no uniforme, cerca de la entrada del desagüe. Limpiar esos restos es relativamente sencillo si se dispone de un alambre o gancho que poder introducir para irlos sacando. Una vez acabado este proceso, remataríamos la limpieza colocando sobre el desagüe un desatascador manual y tapando con un trapo o cinta adhesiva el respiradero, para que, al hacer ventosa, extraiga los pocos restos de sedimentos queden.

Además de con limpiadores domésticos o caseros, también puedes recurrir a un producto de limpieza profesional o desatascador químico: Lo recomendamos para mantener limpias las tuberías a las que no se puede acceder fácilmente. Es más caro, pero fácil de usar, siempre siguiendo las recomendaciones del fabricante en cuanto al tiempo que hay que dejarlo actuar, y a su manipulación con guantes, porque suele ser abrasivo. En este sentido es importante cerciorarse de que no será dañino para las tuberías.

Aunque poner en práctica estas recomendaciones para limpiar el desagüe de la cocina, no es nada complejo, no siempre funcionan, y en caso de atascos graves, siempre hay que contar con una empresa profesional de fontanería que solucione el problema.

Por experiencia sabemos que contratar un mantenimiento preventivo de tuberías y del resto de instalaciones de fontanería de un hogar, es algo muy cómodo y que además resta preocupaciones. En Limpiezas Morga contamos con personal profesional cualificado en mantenimientos, arreglos de tuberías y desatascos, y podríamos hacernos cargo de todo.

Atascos y fontanería

Categorías: Desatascos

Últimos contenidos sobre fontanería y desatascos

Utilizamos cookies propias, de terceros y de análisis de los hábitos de navegación para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continuas navegando, aceptas la instalación de las mismas. Puedes configurar las cookies en tu navegador, aunque esto puede ocasionar dificultades de navegación en la web. Cómo configurar