Cómo limpiar un bote sifónico: ¿Por qué debemos limpiarlo?

Cómo limpiar un bote sifónico: ¿Por qué debemos limpiarlo?

Saber cómo limpiar un bote sifónico es esencial para evitar malos olores y otros problemas en tu hogar. ¡Conoce cómo hacerlo y por qué es importante!

Aprender cómo limpiar un bote sifónico es esencial para mantenerlo siempre en buen estado y aprovechar su funcionalidad. Es algo que puedes hacer fácilmente y evitará tanto que cause molestias como la aparición de problemas que te obliguen a solicitar los servicios de desatascos de urgencia.

Cómo limpiar un bote sifónico y por qué

Por qué es importante saber cómo limpiar un bote sifónico

La principal razón por la que es importante limpiar un bote sifónico es para evitar malos olores en la vivienda. Cuando éste está sucio o el filtro se reseca, el agua residual y las partículas que esta lleva pueden quedar en él. Y de ahí desprender mal olor que se puede filtrar del baño a otras estancias de la vivienda e incluso a las zonas comunes del edificio.

Este mal olor no es solo un problema de sensibilidad. Esas partículas y restos putrefactos pueden contener bacterias y causar infecciones si no se sabe cómo limpiar un bote sifónico y se deja sucio a lo largo de demasiado tiempo.

Aunque este es el problema más representativo de un bote sifónico sucio, no es el más grave. Es importante saber cómo limpiar un bote sifónico porque este puede atascarse y por tanto causar atascos en las tuberías del baño evitando el correcto desagüe de elementos como la ducha, el lavabo o el bidé.

Esto, además de ser un problema en sí mismo, puede causar daños más graves y costosos de reparar como los atascos en tuberías.

Cómo limpiar un bote sifónico paso a paso

Siguiendo estos pasos aprenderás cómo limpiar un bote sifónico tú mismo de manera sencilla y efectiva.

  1. Identifica dónde está la tapa del bote sifónico.
  2. Abre y retira la tapa. Puedes hacerlo con ayuda de un destornillador.
  3. Con unos guantes de goma como los de fregar la vajilla mete la mano dentro del bote sifónico y ve retirando las sustancias sólidas que puedas encontrar en cada uno de sus depósitos o rebosaderos. Estos tíralos a la basura y no por el inodoro.
  4. Si es posible, introduce los dedos en las salidas del bote sifónico para detectar si hay sustancias sólidas más allá del rebosadero y así eliminarlas.
  5. Abre uno a uno los grifos de los distintos elementos. Así podrás comprobar si sigue habiendo un atasco y, en caso de ser así, qué rebosadero necesita una mejor limpieza. También te servirá para detectar atascos en las tuberías que proceden de una zona más profunda de la instalación. En este caso tendrás que contactar con un fontanero 24 horas para que elimine el atasco.
  6. Deja algo de agua limpia en el bote sifónico y cierra este con su tapa.

Ya lo ves, aprender cómo limpiar un bote sifónico es muy fácil. Y cuando te pongas a hacerlo comprobarás que también lo es en la práctica. Hazlo periódicamente para el buen mantenimiento de tu instalación y evitarás problemas y molestias.

Atascos y fontanería

Últimos contenidos sobre fontanería y desatascos

Utilizamos cookies propias, de terceros y de análisis de los hábitos de navegación para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continuas navegando, aceptas la instalación de las mismas. Puedes configurar las cookies en tu navegador, aunque esto puede ocasionar dificultades de navegación en la web. Cómo configurar