Urgencias: 606 066 066
Cómo gestionar el arreglo de una bajante en una comunidad de vecinos

Cómo gestionar el arreglo de una bajante en una comunidad de vecinos

Los daños debidos a roturas con agua suponen uno de los mayores problemas a los que se enfrenta un edificio. Hoy vamos a ver cómo gestionar el arreglo de una bajante en una comunidad de vecinos y evitar malentendidos sobre los costes de la reparación.

Acciones necesarias para gestionar el arreglo de una bajante

Los desperfectos ocasionados por problemas de agua –humedades, goteras e incluso inundaciones– suponen un porcentaje importante de las incidencias que en las zonas compartidas de las comunidades de vecinos. Muchas de ellas son consecuencia de una rotura o un atasco en la bajante de la comunidad.

De hecho, algunos informes de aseguradoras calculan que llegan a alcanzar más del 50% de este tipo de incidencias.

A la hora de gestionar el arreglo de una bajante en una comunidad de vecinos es necesario identificar el origen de la filtración. Se trata de un proceso imprescindible para evitar cualquier posible malentendido a la hora de hacer frente a los gastos de la reparación, y para aclarar las responsabilidades.

Pasos a seguir para el arreglo de una bajante en una comunidad de vecinos

  • Informar de forma urgente al administrador de la finca en cuanto un vecino detecte la incidencia, tanto si se trata de una filtración dentro de una vivienda como en un espacio común.
  • El encargado de la comunidad -el presidente de la junta de vecinos o el administrador pertinente- tendrá que asegurarse a continuación si hay contratada una póliza de seguros que cubra esta incidencia.
  • Detectar el origen de la filtración, aspecto fundamental para dilucidar y establecer responsabilidades y, por lo tanto, a quién le corresponde afrontar la reparación.
  • Para ello se aconseja ponerse en contacto con la aseguradora para que un perito pueda revisar el estado del edificio.
  • De este modo, si el problema se detecta en una bajante privativa (esto es, que forma parte de una vivienda particular) será el propietario quien tenga que solucionarlo. Si se trata de un atasco en una bajante comunitaria tendrá que ser la comunidad la responsable de gestionar el arreglo de esa bajante.

Bajantes de PVC

Hay que tener en cuenta que las comunidades de vecinos pueden establecer acciones de prevención y cuidado para prevenir la aparición de problemas en las bajantes. Con ello, se evitará la aparición de humedades, goteras o inundaciones.

En ese contexto es de destacar la importancia de la renovación de los bajantes de fibrocemento, que están presentes en gran parte de los edificios construidos antes del año 2002, cuando este material fue prohibido por la ley.

Se trata de un material con una vida útil de unos 20 años, tras lo que suele presentar fisuras, atranques y roturas. Además es peligroso por contener trazas de amianto y asbesto, dos compuestos considerados cancerígenos.

Por eso, la legislación actual recomienda que estas bajantes sean sustituidas por bajantes de PVC. Es más, ante la rotura de una cañería de fibrocemento una comunidad de vecinos no podrá repararla, sino que obligatoriamente tendrá que llevar a cabo su repuesto por otra bajante, como la de PVC.

Evitar atascos de tuberías en comunidades de propietarios

Últimos contenidos sobre fontanería y desatascos

Utilizamos cookies propias, de terceros y de análisis de los hábitos de navegación para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continuas navegando, aceptas la instalación de las mismas. Puedes configurar las cookies en tu navegador, aunque esto puede ocasionar dificultades de navegación en la web. Cómo configurar
Abrir chat
Solicitar más información
Morga Desatascos y Fontanería
¿Qué problema tienes? ¡Estamos encantados de poder ayudarte!