Urgencias: 606 066 066
Cómo evitar el mal olor de las tuberías en una comunidad de vecinos

Cómo evitar el mal olor de las tuberías en una comunidad de vecinos

En este artículo te contamos cómo evitar el mal olor de las tuberías en una comunidad de vecinos, cuando te has cerciorado de que, en el interior de tu casa, todo parece estar en condiciones.

En ocasiones puede ocurrir que no sólo tú, sino otros vecinos, percibís un hedor que impregna vuestro hogar. Tras confirmar que todo lo que podíais revisar dentro de vuestras viviendas tiene pinta de estar en perfecto estado, la atención hay que ponerla en las instalaciones comunitarias. Pero antes de profundizar en cómo evitar el mal olor de las tuberías en una comunidad vecinal, ¿sabes que debes inspeccionar de puertas para adentro de manera prioritaria? Te lo contamos:

  • El sellado de los fregaderos y los grifos, porque suelen degradarse por la humedad permitiendo la salida de aromas nada cautivadores.
  • El estado de la junta entre el WC y el manguetón (siempre que la junta no esté tras la pared).
  • El estado de la junta entre los sanitarios del cuarto de baño y el revestimiento del suelo.
  • El estado de la junta de goma del bote sifónico.
  • El estado de los sifones del inodoro, lavabo, bidé, fregaderos, etc. Después de usarlos deben contener la suficiente agua para que no se filtren olores desagradables de la bajante general.

Si además de comprobar esto, has echado mano de remedios caseros para quitar los malos olores de las tuberías y de otros trucos y consejos, y el olor pestilente persiste, el problema es con toda seguridad de la comunidad.

Conviene tener claro que el olor desagradable, como a alcantarilla, que a veces invade las casas saliendo de las tuberías generales, siempre proviene de las bajantes. Y que como elementos comunitarios que son, es responsabilidad de la comunidad de propietarios velar por su buen estado de conservación y de su reparación, si fuera necesaria.

Cómo evitar el mal olor de las tuberías en una comunidad de vecinos

Las tuberías verticales o bajantes son las únicas conectadas con la red general de saneamiento, que es por donde circulan los malos olores. Por eso, para evitar que estos se escapen, deberemos realizar un mantenimiento periódico del estado de las instalaciones.

¿Qué deberíamos controlar?

  • Que la bajante no tiene ninguna grieta o fisura en ningún tramo por la que se escapen los malos olores.
  • Que la bajante no esté semi-taponada o cargada de tal manera, que no pueda “tragar” todo el agua que venga de los distintos pisos o de la lluvia.
  • Que las bajantes dispongan de una buena red de ventilación que proteja los sifones o cierres hidráulicos del sistema de evacuación de las aguas residuales.
  • Que las tuberías estén completamente limpias y en perfecto estado de conservación, que no contengan agua estancada y desechos (restos de detergentes, jabones, basura orgánica…) que puedan obstruirlas.

Conocer cómo evitar el mal olor de las tuberías y tomar determinadas precauciones, será fundamental para mantener los malos olores a raya, pero nuestra recomendación es que las tareas de mantenimiento y reparaciones, sean urgentes o no, estén en manos de profesionales.

En Limpiezas Morga cubrimos cualquier necesidad en este sentido dentro la provincia de Bizkaia. Si tienes dudas acerca de nuestros servicios o quieres solicitar un presupuesto sin compromiso contacta con nosotros o llámanos al 606 066 066.

¡Nos ocuparemos de todo, para que no tengas que preocuparte por nada!

REPARACIÓN TUBERÍAS

Últimos contenidos sobre fontanería y desatascos

Utilizamos cookies propias, de terceros y de análisis de los hábitos de navegación para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continuas navegando, aceptas la instalación de las mismas. Puedes configurar las cookies en tu navegador, aunque esto puede ocasionar dificultades de navegación en la web. Cómo configurar