Urgencias: 606 066 066
Cómo desatascar una lavadora

Cómo desatascar una lavadora

A quién no le ha pasado alguna vez. La lavadora se atasca justo cuando más la necesitas. Con toda tu ropa por lavar o, al menos, la más necesaria. Entonces, ¿cómo desatascar una lavadora? Mejor aún, ¿cómo hacerlo sin estropearla? ¡Sigue estas sencillas recomendaciones y soluciona el contratiempo!

¿Cómo desatascar una lavadora? Primero, averigua por qué está atascada

Sabemos que nuestra lavadora está atascada por los siguientes motivos:

  • No arranca el ciclo de lavado o no lo finaliza.
  • Encontramos agua en el interior del tambor cuando acaba el ciclo.
  • No limpia adecuadamente la ropa.
  • El agua ha comenzado a salirse y derramarse por el suelo con la lavadora en funcionamiento.

Pero encontrar el motivo es más complicado. Lo normal es que el atasco de tu lavadora se deba a estas causas:

  • El tubo del desagüe está sucio.
  • Una prenda de pequeño tamaño obstruye el conducto de salida del agua.
  • La manguera del desagüe está doblada.

Ahora que conocemos estas razones, ¿cómo podemos desatascar la lavadora?

Consejos sobre cómo desatascar tu lavadora

Lo primero es inspeccionar visualmente la lavadora. Tendrás que desconectarla y retirarla de la pared o sacarla del mueble y comprobar que la manguera no está estrangulada. Si lo está, bastará con enderezarla para solucionar el problema.

Si este no es el motivo del atasco, todo indica que se trata de una obstrucción.

A menudo, olvidamos en los bolsillos monedas, papeles…, que acaban dentro de la lavadora y, después, en el desagüe. Botones, algún juguete, un pequeño calcetín…, también pueden obstruir el conducto.

Aunque a veces la culpa es de los residuos orgánicos: restos de jabón, pelos humanos… Todo ello contribuye a taponar la tubería.

¿Qué hacer en estos casos?

  1. Quitar la tapa del filtro e inspeccionarlo. Hazlo lentamente y prepárate para recoger el agua que pueda salir. Si encuentras elementos que lo estén obstruyendo, retíralos y límpialo. Si no había nada en el filtro, siguiente paso.
  2. Revisa la manguera de evacuación. Desprende la tubería a la que está conectada en la pared y supervisa ambas. Si no ves nada a simple vista, prueba a accionar la opción de centrifugado o vaciado de la lavadora, si el agua sale por la manguera es que la obstrucción está en la tubería de la vivienda. En este caso, deberías llamar a un equipo especializado en el desatranco de tuberías. Si la lavadora no desagua, el problema está en el electrodoméstico. Siguiente paso.
  3. Vuelve a desenchufar la lavadora y examina las mangueras internas. Para eso tendrás que inclinar el aparato cuidadosamente y soltarlas desde la parte de abajo. No es sencillo, tampoco lo es ponerlas de nuevo. Pero es la forma de averiguar si el problema está precisamente ahí.

¿A pesar de todo tu lavadora no da señales de haberse desatascado correctamente? Ahí va nuestro último consejo, llama a fontaneros profesionales y especialistas en desatascos. Y hazlo cuanto antes, no te vayas a quedar sin lavadora o, peor aún, a inundar tu vivienda.

 

Evitar atascos de tuberías en comunidades de propietarios

Categorías: Trucos del hogar

Últimos contenidos sobre fontanería y desatascos

Utilizamos cookies propias, de terceros y de análisis de los hábitos de navegación para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continuas navegando, aceptas la instalación de las mismas. Puedes configurar las cookies en tu navegador, aunque esto puede ocasionar dificultades de navegación en la web. Cómo configurar
Abrir chat
Solicitar más información
Morga Desatascos y Fontanería
¿Qué problema tienes? ¿Necesitas de un presupuesto rápido y económico?
¡Estamos encantados de poder ayudarte!