Cómo arreglar tuberías de agua

Cómo arreglar tuberías de agua

Descubre las claves para saber cómo arreglar tuberías de agua cuando la fuga es pequeña. Actúa en cuanto notes la más mínima señal de que algo va mal.

¿Tu última factura del agua ha sido desorbitada? En ese caso es muy probable que tengas alguna tubería con fuga. En este post te contamos las claves para saber cómo arreglar tuberías de agua de manera sencilla.

Normalmente es habitual no detectar una fuga de agua a simple vista. Lo hacemos al notar perdidas de presión o por la subida exagerada de la factura. Cuando esto ocurre, debemos actuar con rapidez para arreglar la tubería y frenar el despilfarro de agua.

En el mercado existen diversos componentes pensados para usar en reparaciones rápidas de fugas, escapes y grietas. Pueden ser desde cintas de fibra reforzada de poliuretano a masillas de soldadura en frío, que normalmente sirven para aplicar sobre todo tipo de materiales (cobre, PVC, acero, hierro, …) con muy buena adherencia y resultados duraderos. Es fácil encontrarlos en ferreterías y tiendas de bricolaje.

Pasos para arreglar tuberías de agua cuando la fuga es pequeña

Vaciar de agua la tubería afectada y las adyacentes.

Una vez localizado el punto de fuga hay que quitar presión a la red y cortar la llave de paso del agua.

Limpiar y limar la zona de la fuga.

Tras secar la tubería con una toalla o un trapo, quitar los restos de suciedad que pueda haber en ella. Después deberemos limar por todos lados la zona a cubrir, dejando así la superficie a tapar áspera para conseguir una mejor adherencia. Se puede hacer con una lima o lija fina.

Si usamos masillas.

Cortar las masillas que vayamos a utilizar y mezclarlas bien. Cuando estén lo suficientemente amasadas y con un color uniforme, las colocaremos haciendo un “anillo” en la zona de la fuga de la tubería, asegurándonos de cubrir bien todo el área afectada.

Para acabar de darle forma y un acabado perfecto, será preciso mojarse las manos. Hay que dejarlas sin tocar al menos una hora, favoreceremos así su endurecimiento y tendremos el problema solucionado.

Si usamos cinta de fibra de poliuretano.

Al proceder deberemos manipularla con guantes puestos y las manos secas. La introduciremos después en agua unos segundos, para inmediatamente después, ir enrollándola, a la vez que se tensa por encima y alrededor de la zona de la tubería con la fuga. Hay que hacerlo con rapidez, porque se irá endureciendo en pocos minutos, y con especial cuidado en las partes de curvas y uniones.

Cuando esté colocada, será necesario aplicar presión y moldear con las manos para eliminar posibles burbujas y asegurar que las distintas capas se han adherido bien entre sí. De 30 a 40 minutos la fibra se pondrá tan dura como el acero y la reparación estará lista.

Si has decidido reparar alguna tubería de agua con alguno de estos métodos es importante que conozcas bien cuáles son las herramientas de fontanería más comunes. Y una vez resuelta la avería, es recomendable poner en práctica buenos hábitos para el mantenimiento de tuberías.

Si la fuga es grande o no cesa, deberemos contar con la ayuda de una empresa profesional que la revise. Así sabremos si para arreglar la tubería de agua será necesaria una soldadura o su completa sustitución. En Desatascos y Fontanería Morga ofrecemos nuestros servicios de fontanería urgente las 24 horas del día en Bilbao y Bizkaia.

Reparación de tuberías

Categorías: Redes saneamiento

Últimos contenidos sobre fontanería y desatascos

Utilizamos cookies propias, de terceros y de análisis de los hábitos de navegación para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continuas navegando, aceptas la instalación de las mismas. Puedes configurar las cookies en tu navegador, aunque esto puede ocasionar dificultades de navegación en la web. Cómo configurar