Urgencias: 606 066 066
Causas de malos olores en una comunidad de vecinos

Causas de malos olores en una comunidad de vecinos

Determinar las causas de malos olores en una comunidad de vecinos es un paso esencial para poder solucionarlos. ¡Conoce las más frecuentes!

Es prácticamente imposible solucionar un problema de manera definitiva si no se conoce qué lo causa. Por ello, averiguar qué causa mal olor en el vecindario es clave. ¿Y cómo hacerlo? Comenzando por comprobar si es debido a las causas de malos olores en una comunidad de vecino más frecuentes. Te contamos cuáles son.

Causas de malos olores en una comunidad de vecinos más frecuentes

Acumulación de basuras

El primer motivo a descartar es que no haya acumulación de basuras en ninguna dependencia común ni vivienda. Si el olor putrefacto se siente especialmente fuerte junto a la puerta de una vivienda y disminuye paulatinamente al alejarse de ella, es muy probable que este sea el motivo. Puede haber ocurrido algo al inquilino de la misma o que esta sufra síndrome de Diógenes.

Aunque no es lo más probable, es importante descartar esta razón en primer término. Las demás causas de malos olores en una comunidad de vecinos más probables necesitarán ser identificadas y solucionadas por profesionales de la fontanería y los desatascos.

Mal mantenimiento de tuberías

Un mal mantenimiento de tuberías es una de las causas de malos olores en una comunidad de vecinos más frecuente. Especialmente si la instalación no es nueva.

Para evitar estos problemas hay que hacer una buena gestión del mantenimiento de tuberías. Así se podrá hacer una detección temprana de problemas antes de que estos se conviertan en incidencias molestas, graves o de más complicada y cara solución.

Si este mantenimiento no se ha dado, es posible que la causa del mal olor en el vecindario provenga de fallos en las tuberías. Pequeñas fisuras no reparadas se convierten en grietas importantes que causan filtraciones en la red de saneamiento.

Atascos en tuberías

El atasco de una tubería es un posible origen de mal olor en una comunidad de vecinos.

Aunque un buen mantenimiento de tuberías incluye a menudo una limpieza de las mismas para evitar este problema, este puede darse de manera circunstancial e inmediata. Por ejemplo, porque alguien haya tirado por el inodoro gran cantidad de material.

Un atasco en la tubería implica que los desechos se estanquen. Si estos desechos no tienen una vía de escape de los gases que genera su putrefacción, estos aparecerán probablemente por las salidas de aguas de los vecinos generando malos olores en toda la comunidad.

Falta de mantenimiento en la fosa séptica

El mal mantenimiento de una fosa séptica o la falta de de limpieza del pozo séptico también son causas de malos olores en una comunidad de vecinos frecuentes. Hay que tener presente que en esta se acumulan las aguas residuales de la comunidad y por salubridad, entre otros motivos, es necesario su adecuado mantenimiento.

Si la comunidad de vecinos dispone de este elemento es importante encargar a una empresa su mantenimiento y la limpieza del mismo cuando corresponda. Es esencial para evitar mal olor en el edificio y otros problemas a los propietarios.

Identificar si una de estas causas de malos olores en una comunidad de vecinos es la que está generando este tipo de problemas en tu vecindario es el primer paso para acabar con ellos. Consulta con especialistas en el mantenimiento de la red de saneamiento para que hagan un diagnóstico y soluciones el problema.

Descargar guía

Últimos contenidos sobre fontanería y desatascos

Utilizamos cookies propias, de terceros y de análisis de los hábitos de navegación para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continuas navegando, aceptas la instalación de las mismas. Puedes configurar las cookies en tu navegador, aunque esto puede ocasionar dificultades de navegación en la web. Cómo configurar