Urgencias: 606 066 066
Atasco en las tuberías de la cocina, qué hacer

Atasco en las tuberías de la cocina, qué hacer

Descubre en este artículo todo lo que debes saber para hacer frente a un atasco en las tuberías de la cocina. ¡Te lo contamos!

Los atascos en las tuberías de la cocina son de los más frecuentes del hogar, junto con atascos en las tuberías del baño: como aquellos que se producen en el lavabo o en el desagüe de la lucha.

En el baño generalmente los ocasiona el cabello que se nos cae o el jabón que se adhiere a las paredes de las tuberías. En el caso del lugar de la casa que nos ocupa, las razones para los atascos en la cocina son otras. Generalmente, los restos de comida y el vertido de aceites son las principales causas, por eso para evitar que se atasquen las tuberías conviene adquirir buenos hábitos y costumbres que contribuyan al mantenimiento de la red de saneamiento.

Qué hacer ante un atasco en las tuberías de la cocina

Si ya es tarde y has sufrido un atasco en las tuberías de la cocina, lo mejor que puedes hacer es cerrar el paso del agua y llamar a una empresa de desatascos en Bizkaia. Y si ya has aprendido la lección y no quieres que te vuelva a ocurrir lo mejor es que pongas en marcha alguno de los siguientes consejos:

Consejos para evitar atascos en las tuberías de la cocina

  1. En primer lugar, infórmate sobre qué es lo que no hay que hacer para desatascar tuberías.
  2. Vierte agua hirviendo por el fregadero una vez a la semana.
  3. No viertas aceite por el fregadero, es altamente nocivo para la naturaleza y además provoca que se peguen otros residuos a las cañerías.
  4. Acostúmbrate a limpiar el fregadero con agua hirviendo y sal. Di adiós a los jabones.
  5. Limpia bien los restos de comida antes de enjuagar los platos.
  6. Emplea un desatascador cuando veas que el agua ya no corre como antes para evitar que el atasco empeore.

Como habrás podido comprobar casi todos los consejos para evitar los atascos de tuberías en las cocinas tienen que ver con los buenos hábitos y costumbres de cada uno. Por eso, para que no tengamos que llamar a una empresa de desatascos cada dos por tres, lo mejor es contratar servicios de mantenimiento de la red de saneamiento en comunidades de vecinos y acostumbrarnos a no arrojar más que lo suficiente (vertidos líquidos, a excepción de pinturas, aceite, etc.) por el fregadero de la cocina.

Inspección de tuberías

Categorías: Consejos Desatascos

Últimos contenidos sobre fontanería y desatascos

Utilizamos cookies propias, de terceros y de análisis de los hábitos de navegación para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continuas navegando, aceptas la instalación de las mismas. Puedes configurar las cookies en tu navegador, aunque esto puede ocasionar dificultades de navegación en la web. Cómo configurar