Urgencias: 606 066 066
5 consejos para ahorrar dinero en la ducha

5 consejos para ahorrar dinero en la ducha

Contra lo que pudiera parecer, al ducharnos también podemos gastar una cantidad considerable de dinero… además de agua. Por ello, hemos preparado estos 5 consejos para ahorrar dinero en la ducha.

5 consejos para ahorrar dinero en la ducha

  • En primer lugar, dentro de nuestros 5 consejos para ahorrar dinero en la ducha tenemos que asegurarnos que la instalación de nuestra bañera está a punto. Es decir, que no se producen fugas, como los molestos, y caros, goteos en el cabezal. En ocasiones, pueden ser casi imperceptibles si no se presta especial atención.

Por eso, un buen consejo es mirar al detalle los datos de consumo, para ver si en franjas como la medianoche aparecen niveles «extraños» de consumo, lo que puede ser indicio de que tenemos una incidencia a solucionar. De ser así, sería el momento de ponerse en contacto con una empresa experta en reparaciones.

  • Guardar el agua del comienzo de la ducha en un cubo. La primera descarga de agua de la ducha la solemos dejar «de lado» hasta que el agua alcanza la temperatura que deseamos. Pero en lugar de perder el agua por el desagüe, podríamos recogerla con un cubo y utilizarla posteriormente para evitar descargas en el inodoro, regar plantas, limpieza de suelos…

Menos agua gastada es menos dinero en la factura. A este respecto, hay que recordar que según datos de Facua la media de gasto en España es de 14,83 euros al mes por un consumo de 9 metros cúbicos en un contador de 13 milímetros.

  • Hacerse con un cabezal «sostenible». No es una cuestión baladí. Hay cabezales para duchas que provocan que durante una ducha se consuman más de 20 litros de agua por minuto, mientras que con otros se gastan menos de 5.

De este modo, se puede ahorrar hasta 180 litros de agua por persona al día en una ducha de unos 5 minutos (la duración recomendada), o lo que es lo mismo, más de 65 metros cúbicos en un año. El ahorro anual puede ser, por tanto, importantísimo.

  • Ahorrar en energía, ahorrar en dinero. Si gestionas bien tus duchas y no gastas más de cinco minutos en ellas (es la duración recomendada), no sólo ahorrarás dinero por el importe del agua, sino también en la factura de la luz o el gas. Al calentar el agua para la ducha, consumes energía. Si estás poco tiempo en la ducha y bajas el caudal, el coste será menor en luz o gas (según el tipo de calentador de agua de tu vivienda).
  • Finalmente, dentro de nuestros 5 consejos para ahorrar dinero en la ducha, no podemos olvidarnos de las posibilidades que las innovaciones ofrecen en este campo. Por ejemplo, el empleo de grifos monomando, que permiten ahorrar hasta un 50% en comparación con los tradicionales, aireadores, que mezclan aire con el agua reduciendo el caudal utilizado, reguladores de caudal

Todos estos consejos pueden llevarte a conseguir una ducha más sostenible con el medio ambiente y con un importante ahorro para tus bolsillos.

Últimos contenidos sobre fontanería y desatascos

Utilizamos cookies propias, de terceros y de análisis de los hábitos de navegación para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continuas navegando, aceptas la instalación de las mismas. Puedes configurar las cookies en tu navegador, aunque esto puede ocasionar dificultades de navegación en la web. Cómo configurar
Abrir chat
Solicitar más información
Morga Desatascos y Fontanería
¿Qué problema tienes? ¡Estamos encantados de poder ayudarte!